miércoles, 12 de mayo de 2010

HISTORIAS DE LA BUROCRACIA REAL


Ahora que me encuentro bien dentro de las entrañas del monstruo, me parece pertinente enviar postales desde acá para ir ejemplificando algunas de las viscisitudes que pintan de cuerpo completo a este azaroso y siempre motivante modo de vida que es la burocracia.

Lo que sigue es el proceso normal y cotidiano que se tiene que llevar a cabo para la contestación de un (1) oficio que nos mandó una entidad. Agárrense. 


1. obviamente, redactar una respuesta. Esto es sencillo y tranquilo, no implica mayor problema.

2. la conga de los papeles empieza aquí, una vez que mandé la respuesta a mi inmediato superior, esta tiene que ir a revisión a la subdirección inmediata superior.

3. si pasa, tiene que ser validado por Dirección General (porque sale con el nombre del Director(a) General).

4. Desde allá nos mandan la redacción final, con logos y todo.

5. ahora tenemos que imprimir los originales, para lo cual tenemos que ir a cada escritorio de todo el piso a pedir que, por favor, nadie mande a imprimir, por que de lo contrario, se nos echa a perder el papel membretado y ese está contado.

6. finalmente imprimimos, ahora hay que sacarle copias, porque un oficio así necesita al menos seis fotocopias. una para el subsecretario, otra para la subdirección, otra para nosotros, otras para no me acuerdo bien quien, otra para archivo y las que se acumulen en la semana.

7. para sacar copias, necesitamos un vale firmado por la dirección, vamos con su secretaria para que nos de el vale y lo llenemos.

8. esperamos a que la directora nos lo pueda firmar (aclaro que esto se hace independientemente del número de copias que hay que sacar, sea uno o veinte).

9. si ya lo firmó, vamos al piso 5 (estamos en el 7), para que la encargada nos presente el libro en donde firmaremos cuántas copias vamos a sacar, de qué área somos y firmamos.

10. bajamos ahora al piso 3, en donde - por fin - nos sacan las copias.

11. regresamos al piso 7, ahora tenemos que hacer las carátulas que deben llevar los sobres color manila. Es un sobre para cada copia que se entregará, por lo tanto una carátula por sobre.

12. mandamos a imprimir las carátulas, de nuevo esperando que nadie utilice la única impresora de todo el piso.

13. pegamos las carátulas en los sobres, los unimos todos con un clip, con la fotocopia que utilizaremos como acuse por encima.  Y llevamos además otra fotocopia como nuestro acuse para el...

14. piso cinco (otra vez) en donde entregamos nuestro paquete, volvemos a firmar en otro libro, y nos firman de recibido.

15. una vez enviado, hay que bajar al otro día a recibir nuestro acuse firmado.

16. ya con ese acuse, hay que pasarlo a la secretaría particular de la subdirección, para que se compruebe que el oficio en turno se mandó.


y !listo! hemos logrado la hazaña de mandar un oficio de dos párrafos en donde decíamos que recibimos otro oficio de dos párrafos y que muchas gracias.

Ah, se me olvidaba, todo ese baile anterior, se tiene que hacer antes de las once de la mañana, de lo contrario, hay que esperar hasta el otro día.

Ante esto, solo se puede decir:

!Viva México!

¿o no?